El benchmarking implica la búsqueda interna y externa de procesos, herramientas y metodologías que nos sirvan de inspiración para mejorar en nuestra empresa.

 

La mejor manera de hacer las cosas

¿Qué es lo que hacen los demás y cómo lo hacen? 

Esta técnica no implica copiar o plagiar elementos ajenos de excelencia, sino más bien imitar el trabajo bien hecho. Tener la capacidad de seguir mejorando, tanto como personas como organización, es una cualidad extremadamente valiosa!

Benchmarking competitivo

Indagamos los factores clave del éxito de los competidores directos, los adaptamos e incorporamos a la organización. Este proceso es complejo debido a la dificultad para acceder a la información.

Benchmarking funcional

Buscamos ejemplos de empresas que no son competidores directos, ya sea porque trabajan otras áreas de actividad, o porque apuntan a otros mercados.

Benchmarking interno

Exploramos dentro de nuestra propia organización los mejores métodos o prácticas entre los diferentes departamentos y extendemos su uso a las demás áreas. 

Otros artículos de interés

 

 

Medios de Pago

Medios de Pago

Los cobros móviles son una solución para no perder clientes y facilitar el proceso de compra ¡Aprovechemos apps como...

leer más