MEDIOS DE PAGO

¿QUÉ SON LOS COBROS MÓVILES?

Por Martín Lecce | Junio 2019.

¡No perdamos oportunidades!

 

¿Sabés qué son los cobros móviles y cómo pueden impulsar tus ventas?

Los cobros móviles permiten que un teléfono celular inteligente o tablet se convierta en un procesador pagos con tarjeta de crédito o débito. Entre otros beneficios podremos consultar todas las transacciones hechas y anularlas en caso de ser necesario.

Los cobros móviles para nuestros negocios podrían representar un ingreso valioso. Muchas empresas pequeñas suelen tener dificultades con el flujo de efectivo, pero pocas aprovechan la tecnología de los teléfonos inteligentes para aceptar pagos y aumentar las ventas. Las billeteras virtuales como las ofrecidas por Mercadopago, Rapipago, VALEpei o TodoPago son una buena opción para comenzar a aceptar pagos desde dispositivos móviles.  

¿Te vas a quedar afuera?

En los últimos años fuimos testigos de cómo surgen estas nuevas formas de pago, a veces sucede tan rápido que puede asustarnos un poco. En Argentina aproximadamente 7 de cada 10 negocios aceptan tarjetas de crédito, pero sólo 1 de cada 10 que aceptan de pagos desde billeteras virtuales.

En general, creemos que adaptarnos es demasiado complicado o que los métodos nuevos pueden ser fraudulentos y generan desconfianza. Estas son algunos de los miedos que nos impiden avanzar. Pero lo cierto es que son medios regulados y funcionan de manera simple para que podamos implementarlos.

¿Qué pasará si no aceptamos pagos móviles?

¡Estemos actualizados!

Las personas que consumen nuestros productos o contratan nuestros servicios no serán los únicos beneficiados si aceptamos pagos móviles ¿Acaso no es una experiencia fantástica cobrar en cualquier lugar y en cualquier momento? Además, nos ayudará a cerrar más ventas y a mejorar nuestro flujo de efectivo ¡Mucho para ganar y poco para perder! Los consumidores dependen cada vez más de las tarjetas de pago y de las aplicaciones de teléfonos inteligentes en lugar del papel moneda. Es mucho más seguro.

 

Si no podemos satisfacer al cliente o no entendemos que ellos desean pagar con las nuevas tecnologías, corremos el riesgo de comenzar a perder ingresos potenciales. Aunque estemos contentos con nuestra forma de operar, eso no significa que nuestros clientes también lo estén.

¿Qué sucede con el costo del servicio?

Siempre debemos asesorarnos con la empresa que nos brinde el servicio. Es preferible invertir unos pocos minutos en conocer todo sobre su funcionamiento. Recomendamos poner atención a factores como el volumen de transacciones que vayas a procesar, el importe de la transacción promedio y la configuración en la que se aceptarán los pagos.

Cada tipo de operación que no sea en efectivo siempre tiene un costo. Pero como gran beneficio nos permitirá acceder a una base de clientes muchísimo más extensa, aumentar el tamaño de las transacciones o capturar ventas que de otra forma se podrían perder.

¡El mundo es más fácil si aceptamos su complejidad y la usamos a nuestro favor!